Nos encantan las bodas diferentes. Por supuesto, cada boda lo es pero en esta ocasión, no sólo cambiamos de país sino que cambiamos de cultura y formas de celebrar. Lenka y David se conocieron en Finlandia, que es donde viven pero se casaron en Eslovaquia, donde Lenka nació y se crió. David es Irlandés y su familia vino desde allí para acompañarlos. Una mezcla de invitados que no se conocían entre sí pero que crearon una gran armonía entre ellos. Nosotros nos sentimos como uno más y disfrutamos de el bello país y la ciudad de Trençin, su gente y sus castillos dibujados en sus campos. También realizamos su vídeo de boda que puedes ver aquí.